Primer asesino en serie de E.U.: Herman Webster, el Dr. Holmes

Herman Webster Mudgget (Mayo 17 1861-Mayo 7 1896) fue el primer asesino en serie estadounidense. Confesó 27 asesinatos y 6 intentos de asesinato, pero los criminologos le atribuyen cerca de 200 víctimas.

Dr. Holmes

Herman Webster representa para muchas personas, como a mi, alguien bastante curioso y no puedo mas que admirar su “trabajo”.

En su infancia, Webster fue víctima del abuso de sus compañeros. Un día, como una broma, llevaron a Webster a una habitación y le colocaron la mano de un esqueleto que había en dicha habitación. Webster lejos de aterrorizarse como sus compañeros habian previsto, gozó de la experiencia, le resultó fascinante y a la vez inquietante, desperando así un interés por la anatomía humana.

A temprana edad, comenzó a realizar disecciones en animales pequeños como perros, gatos, conejos, etc. demostrando gran interés por su anatomía. En su edad adulta Herman era una persona ambiciosa, manipulador, ingenioso y un genio para los negocios y las estafas.

Webster demostró interés por las mujeres, era apuesto y se le pudo considerar como un “Don Juan”. A los 18 años contrajo matrimonio con Clara Louering, a la cual abandonó luego de arruinarla para pagar sus estudios de medicina en la Universidad de Michigan (obteniendo calificaciones remarcables), donde realizó estafas a las aseguradoras; fue en este punto que el se colocó el seudónimo de Dr. Henry Howard Holmes ó como muchos lo conocerian despues H.H. Holmes, el Dr. Holmes. Otra de sus conquistas fue una viuda con una casa de huéspedes, lo cual Herman aprovechaba para satisfacer sus necesidades. Luego siendo ya doctor, dejó sin mayor miramiento a la viuda y se trasladó a Chicago.

Sus encantos funcionaron con una joven millonaria llamada Myrta Belknap. Mediante falsas escrituras estafo a la familia de Myrta y se construyó una casa en Wilmette.

Holmes era un artista en el engaño, incluso engañaba a las aseguradoras, mientras estuvo en la Universidad de Michigan, robaba cadáveres de la morgue de la Universidad y los desfiguraba, luego los colocaba en lugares donde los “encontraran por accidente” y los hacía pasar por familiares de él, de ésta forma cobraba dinero de las aseguradoras.

En 1885 estaba ya en Chicago, luego de haber estafado a Myrta, Holmes comenzó a trabajar como asistente en el consultorio que llevaba el esposo de la Sra. Holton, esta última fue la primera víctima conocida de Herman. Herman se apropió del negocio y luego después de un tiempo hizo desaparecer a la pobre viuda.

Bueno hasta el momento hemos visto la astucia de Holmes, y como utiliza a quienes sea necesario para lograr sus objetivos. Ahora vamos a comenzar a ver la verdadera genialidad de Holmes, creo una máquina de torturas y muerte que, personalmente, creo que es impresionante.

El Castillo del Terror

Herman tuvo una idea brillante. Contrato a varias constructoras, a las cuales de tiempo en tiempo les decía que dejaran el trabajo y así llegaba otra constructora y seguía con el trabajo de la anterior, de esta forma Holmes se aseguró de que no se levantarían sospechas de lo que estaba construyendo y no llamaría la atención de las constructoras.

Holmes tenía en mente que sería la Exposición(La feria mundial) en Chicago y eso atraería a muchos turistas y personas adineradas, principalmente mujeres. Holmes construyó lo que muchos conocen como “The house of horrors” o “The Murder Castle”. Era un edificio que desde afuera parecía un negocio como cualquier otro, tenía su consultorio clínico en la parte de abajo. Comenzó a atraer gente colocando afiches en las diferentes ciudades, con la promesa de empleo, específicamente empleo solo para mujeres.

El Castillo Holmes tenía habitaciones con trampas. En la primera planta estaba el consultorio como ya lo mencioné y otras tiendas, en las plantas de arriba existian habitaciones en las cuales ocurrieron múltiples asesinatos.
Las habitaciones estaban dispuestas para recrear un laberinto. Existían agujeros desde los cuales Holmes podía ver como sus víctimas se perdían en él. Mediante el sistema eléctrico ocultó las valvulas de gas que utilizaba para asfixiar a sus víctimas. Los cadáveres eran transportados a la bodega mediante un montacargas y unos deslizaderos.

En la bodega, encontraron un cuarto con diferentes instrumentos de tortura, pero lo que mas les llamo la atención fue una máquina automata, que con una pluma hacia cosquillas a sus víctimas hasta literalmente ” matarlas de la risa”. Se deshacía de los cuerpos de diferentes maneras, unos eran disueltos en ácido sulfúrico, los reducia a cenizas en un incinerador o los hundia en cal viva.

Holmes le sacó el lucro a los cadáveres, preparaba los esqueletos y los vendía a colegios que compraban para tenerlos en sus laboratorios ciencias.

Webster era sin lugar a dudas un genio en lo que hacía. Cuando terminó la feria mundial, las ganancias para Holmes comenzaron a disminuir, pero no fue esto lo que acabó con sus asesinatos. Fue su propia avaricia.

El Final

Holmes decidido a abandonar Chicago, estaba dispuesto a realizar una última estafa a las aseguradoras. Conoció a dos ex-convitos, Pitizel y Hedgepeth. El plan consistía en fingir la muerte de Pitizel como resultado de una explosión, desfigurar un cadáver y hacerlo pasar como Pitizel y cobrar así el seguro de vida de este. Todo cambió cuando Holmes decidió asesinar a Pitizel, huyó con todo el dinero y asesinó a los hijos de Pitizel. Hedgepeth, furioso por no tener su tajada del dinero, delato a Webster, y así la policía lo fue a buscar al Holmes Castle. Lo que encontraron ahí los dejó atónitos. Encontraron donde Holmes diseccionaba a sus víctimas, les quitaba la piel y carne y se quedaba con los esqueletos que como mencioné anteriormente, vendía.

Fue así como apresaron a Holmes, y cuando le mostraron la evidencia, contó detalladamente como había ejecutado algunos asesinatos. Holmes disfrutaba burlarse de la justicia, admitía haber asesinado a personas que aun se encontraban con vida, nunca se sabrá con certeza la magnitud de sus víctimas. Los criminólogos creen que la cifra ronda los 200.

Herman Webster Mudgget fue ahorcado el 7 de mayo de 1986 a la edad de 35 años. Así acabó la vida de este enigmático personaje. Considerado el primer asesino en serie de Estados Unidos.

Acá está el video sobre la historia de este personaje


Bueno así termina este post espero que los que lo lean lo disfruten y voy a ver si todos los lunes estoy publicando sobre asesinos en serie.

1.Herman Webster Mudgget, el Dr. Holmes (más de 200 víctimas).

2. Charles Manson (0 víctimas).

3. Cayetano Santos Godines, El Petiso Orejudo (4 víctimas).

4. Albert Fish (5 víctimas).

5. Ted Bundy (35 víctimas).

6. John Gacy, The Killer Clown (33 víctimas).

7 Respuestas a “Primer asesino en serie de E.U.: Herman Webster, el Dr. Holmes

  1. realmete es un trabajo muy interesante te felicito es muy interesante y estimula mucho la ciriosidad saber sobre estas personas como llegaron a estos hechos saber sobre su vida y todos los procesos mentales k afectaron o controlaron su cordura intentar entender el por k y me parece fascinante el lograr desentrañar lo k atravezaba en sus mentes todo el proceso en si es simplemente fascinante.

  2. CHEQUEN ESTA FRASE: “admitía haber asesinado a personas que aun se encontraban con vida”…QUE ACASO SE PUEDEN ASESINAR PERSONAS MUERTAS? JAJAJAAJA VAYA TONTERIA QUIEN ESCRIBIO ESTO

  3. Pingback: Primer asesino en serie de Estados Unidos

  4. Pingback: Albert Fish « RedNote

  5. Pingback: El Petiso Orejudo « RedNote

  6. Pingback: Charles Manson « RedNote

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s